Posteado por: barcoilusion | 29/06/2010

Hiva Oa 14 Junio

LUNES 14 DE JUNIO, HIVA OA
A las 08:00 Hora local salimos a la Gendarmerie. Alli nos dicen que tenemos 3 meses para estar en La Polinesia, se pueden conseguir otros 3 meses de prórroga pero en Tahiti. Habíamos pensado dejar el barco en Apataki (un atolón que no sobrepasa los tres metros de altura del mar, pero el tiempo no nos dá, con lo que tendremos que ir a Raiatea, una isla grande que está a unas 800 ó 900 millas de Marquesas, después de Tuamotú.
Salimos a caminar con Natalie y Dominique, unos franceses del barco Etoile de Lune, con los que cruzamos por primera vez el Canal de Panamá. Nos habían hablado de un antiguo cementerio adonde estaban enterrados los primeros españoles que llegaron a las islas. Hay un poco de incertidumbre en las indicaciones, el personal no sabe exactamente donde es y vamos para atrás y adelante varias veces hasta que encaramos el camino verdadero. Todo esto por caminos de montaña con las correspondientes subidas y bajadas. En una de las casas donde preguntamos una señora muy amable nos obsequia con una fruta desconocida para nosotros, el Carambole, tiene mucho perfume y un forma estriada de color amarillo, muy sabrosa. Nos dió unas bolsas de plástico para que nosotros mismos las cortemos del árbol y cojamos todas las que queramos. El camino al cementerio queda subiendo una cuesta empinada y bastante lejos, hay que ir a paso corto y tranquilo. Pasamos otro pequeño cementerio mas moderno pero este queda mas arriba. Unos niños nos indican exactamente adonde es, y nos acompañan encantados de la vida. El cementerio efectivamente tiene tumbas de piedra muy antiguas, un par de ellos ostenta unos “tikis” que son esculturas de piedra representando figuras humanas. Está todo como si no lo hubieran tocado nunca mas, intacto y majestuoso en la parte alta de una colina, y desde alli se divisa el mar y la villa de Atuona. Un lugar precioso una vez que tomamos aire. También hay árboles de mangos silvestres y otra fruta hasta ahora desconocida por nosotros, los “pistachos”, que no son los pistachos frutos secos. Estos son como huevos de palomas, morado oscuro y con un hueso adentro mas grande que las aceitunas. Despuçes de probarlos nos pusimos ciegos a comer.
Los niños nos quisieron mostrar otro sitio antiguo que quedaba un poco mas arriba y eran restos de una antigua fortaleza, asi que subimos un poco mas hasta llegar a ese otro lugar. Desde alli hay unas vistas espectaculares con un verdor pocas veces visto. Al descenso ya veníamos con las bolsas llenas de frutas y mas descansados.
A la tarde cenamos en el barco con Cristóbal y Jose, dos españoles que viven en Ibiza y navegan con un barco de bandera alemana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: