Posteado por: barcoilusion | 24/09/2010

DULCE ESPERA

FONDEO DE CARENAGE, RAIATEA 24 DE SEPTIEMBRE DE 2010.
Iaorana (hola), seguimos esperando a que se aclare un poco el tiempo tanto como para acercarnos a la gasolinera como para salir a navegar. El ventarrón y sobre todo las ráfagas de viento (que como ahora está soplando a 40 nudos) nos tiene aqui parados. Queremos reponer gasoil al tanque lleno pero sin llenar los bidones. Aqui la gasolinera tiene un muelle que está abierto al Este, de donde viene el viento y se monta una ola que aplasta las defensas y cuesta mucho trabajo salir. Tampoco no es agradable navegar por entre los bajos y arrecifes con este tiempo (Sólo con ver en la carta como son estos sitios uno se da cuenta como es el panorama).
Pasamos el tiempo saliendo a hacer compras y pequeños trabajos a bordo. Ayer instalamos un nuevo filtro externo de gasoil, y cambiamos los que teníamos (ya son dos en línea aparte del del motor). Era un tema que nos preocupaba después de haber visto el combustible que nos despacharon en Galápagos. A uno de los motores fueraborda le pasa eso, el carburador está sucio y se para. Nada mas venir abrimos el tanque de Diesel y filtramos limpiando el fondo con una bomba potente y por las dudas hicimos lo de los filtros. Sabemos de un velero que se perdió porque se paró el motor en un momento crítico y el viento lo empujó contra una isla.
Haciendo un cálculo por encima estas son las distancias a recorrer en los próximos días.

Carenage> Tahaa:6 millas, Tahaa> Bora Bora:25 millas, Bora Bora>Maupiti: 26 millas, Maupiti>Maupihaa: 105 millas, Maupihaa>Palmerston: 534 millas, Palmerston Niue: 387 millas, Niue>Nuku Alofa(Tonga) 321 millas, mas lo que se navega dentro de cada isla. Para sacar el tiempo hacemos un cálculo  promedio de 6 -7 millas por hora.

Ayer estuvimos en Uturoa (la capital de Raiatea) y vimos la presentación de las candidatas a reina de La Polinesia ¡A las 9 de la mañana!, una ceremonia muy bonita y colorida, donde hubo bailes típicos con las típicas tamborradas, cánticos dulces y rítmicos, los bailarines con sus trajes de faldones de hojas y flores, collares de caracolas y flores multicolores, todo el mundo derrochando sonrisas amables como non de forma natural las gentes de aqui. Una maravilla a la que en Occidente estamos desacostumbrados a ver, por aqui todo es de una sencillez naif sin artificios ni escenas forzadas donde interviene todo el mundo mezclado con una armonía y tranquilidad que llama la atención. Por ejemplo aqui se usa adornar las columnas de los edificios forrándolas con hojas de palma trenzadas y alli las recubren con miles de flores, todas diferentes según el que las hace, los niños jugando las quitan y nadie les dice nada, había un niño de unos 2 años que tocaba uno de los tambores del grupo folclórico, los músicos lo miraban y sonrreían pero lo dejaban a pesar de que estaban actuando.

 

 

Las damas de honor se preparan para recibir a las candidatas a miss Polinesia

Baile típico Polinesio

Las candidatas a Miss Polinesia

Típico bocadillo (medio metro)

El personal en la vida cotidiana da la  impresión de que la vida por aqui es lo mas cercana a la felicidad, aparentemente no hay malicia y una de las claves parece ser que es la amabilidad y el respeto, eso se ve en el trato a los niños. Los churumbeles juegan a gusto sin que los estén agobiando, se bañan el el mar con ropa, al rato se secan y se meten de nuevo, andan en las bicis con los hermanos quinceañeros tan tranquilamente desde las  ¡5 0 6 de la mañana!, cosa que nos sorprende constantemente. También vimos a una madre arreándole a un crío que se ponía pesado en el supermercado y nadie la miró con mala cara, sólo a nosotros nos pareció algo feo de ver.

La amabilidad de la gente es algo que siempre nos llama la atención. Ayer en el supermercado una señora nos preguntó si eramos españoles, y aunque no hablaba mas que cuatro palabras en español se hizo entender que había estado en España en Andalucía y seguidamente nos preguntó donde estábamos y si teníamos coche, seofreció para llevarnos con las compras. Otra vez hacíamos autostop para ir al Carenage (A unos 6 kilómetros de Uturoa) y había un coche con dos señoras aparcado. al rato nos tocan con la bocina para que subamos, nos llevaron y regresaron nuevamente. Cierto es que por aqui los autobuses brillan por su ausencia, pero otra cosa es que cuando te llevan en autostop y te preguntan adonde vas te llevan hasta ese sitio aunque no les quede de camino. Otra vez la señora de la ferretería nos preguntó cómo regresaríamos al barco y salió de la tienda y nos llevó en el coche.

No sabemos como será en otros sitios del Pacífico pero de momento la amabilidad de la gente de La Polinesia se nos quedará en la memoria.

Bueno, hasta la próxima.

Iaorana (Chau).


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: