Posteado por: barcoilusion | 10/10/2010

BORA BORA VIERNES 8 DE OCTUBRE DE 2010 CRUCEROS

Sin duda Bora Bora es el sitio despues de Papeete adonde mas turistas vienen. Prácticamente todos los días hay uno o dos cruceros que traen cantidad de gente y provocan una revolución en el tranquilo pueblo. Desembarcan en el puerto de Vaitape, donde nosotros también dejamos nuestro dinghi, y se recibe a los turistas con collares de flores o flores que les ponen encima de las orejas. Alli mismo hay unos músicos que entonan las típicas canciones polinesias y los turistas inmediatamente se sumergen en un pasillo lleno de vendedores de safari tours, paseos en piraguas polinesias, snorkel, lanchas rápidas, autobuses, taxis, y vehículos que llevan gratis a recorrer las tiendas que venden perlas y sus granjas adonde se cultivan. A nosotros también nos confunden con las gentes de los grandes barcos y también nos ofrecen todos los servicios. Alli mismo está el centro artesanal que es un gran tinglado con pequeños puestos donde se venden artesanías de lo mas variado, conchas de perlas decoradas y talladas, pareos, camisetas, tambores de madera, instrumentos musicales y toda clase de souvenirs que son los mismos que en Raiatea y Pappete. Escapamos de estos sitios y al cruzar la calle (siempre con tráfico continuo)hay tiendas de venta de perlas, camisetas, alquiler de coches, bicicletas y todo lo que puede necesitar un turista para estar unas horas en el lugar. Este ritual no es ni mas ni menos el mismo que hay en otros lugares donde desembarcan turistas los cruceros que normalmente llegan a las 9 o 10 de la mañana y se marchan a las 5 o 6 de la tarde, la gente tiene que darse prisa para recorrer la isla, visitar las tiendas y comprar regalos, comer darse un chapuzón en el mar, o bucear sacar fotos y vídeos y seguramente que apuntar bien el nombre de los sitios que ha visitado para no equivocarse a la hora de relatar el pase de fotos. Seguramente el que hizo cruceros y desembarca un día en cada sitio ya conoce el tema. Total que esto es lo que da vida a uno de las islas mas visitadas. También es uno de los sitios donde mas turistas españoles hemos visto.
EL MOTORINO
El primer día que bajamos a Vaitape (La villa principal) nos encontramos con el desembarco de los turistas y una vez que nos escabullimos en busca de un taller mecánico donde poder reparar alguno de los dos fuerabordas estropeados, una tarea totalmente diferente a la del resto del personal. El único taller nos da cita para las 2 de la tarde y nos da tiempo a dar un paseo. A las 5 de la tarde y después de haber montado y desmontado el carburador y bujía varias veces el mecánico y a pesar de su gran simpatía y buena voluntad al final se dió por vencido, nos devolvió el motorcito en las mismas condiciones que antes y sin cobrar nada por su tiempo perdido. En vista de los resultados desistimos de llevar el motor mas grande que nos dejó tirado días antes mientras haciamos buceo, asi que nos organizamos con el motorino pequeño que funciona siempre a todo gas, según ponemos la marcha salimos pitando después de hacerle un juego de manos al acelerador, al starter y malabarismos para no caernos, ante el regocijo de los presentes que una vez nos llegaron a aplaudir partiendose de risa.
LA ISLA
A la mañana siguiente dimos un paseo por el Norte de la isla (A pie como es nuestra costumbre). Nos gusta esta modalidad porque a marcha lenta nos fijamos en todo lo que podemos, entramos por caminitos, pedimos permiso para ir por fincas o patios de las casas y ver cosas curiosas que de otra manerase nos pasarían por alto. Por aqui hay una costumbre de enterrar a los seres queridos justo al frente de la casa, con los nichos, lápidas y flores cubiertos por un techo normalmente de dos aguas, y llegamos a ver casitas muy humildes que por estrechez del terreno prácticamente tienen que pasar por encima de las tumbas para acceder a la puerta de entrada. Las casitas en la inmensa mayoría son erigidas con una construcción muy básica y elemental, y se podría decir en síntesis de cualquier manera, basándose en la estructura de madera recubierta con cartón prensado, contraplacado, chapas viejas, toldos de rafia y ramas de palmera, con una dejadez que contrasta con la imágen que uno puede tener al ver las fotos de los grandes hoteles, playas idilicas, collares de perlas y muchachas hermosas vestidas con ropas de vivos colores y flores. Las casas de los mas pudientes son de bloques y hormigón aunque las casas y los techos están casi siempre atados con cables para que no se los lleven los ciclones. Sacamos la conclusión que como siempre los que se llevan el gato al agua en materia de negocios son los que tienen acceso directo con el turismo, pero parece ser que son la minoría aqui. Eso si, el personal no pierde la alegría, la amabilidad y la gentileza, aunque se nota la diferencia de actitud con gente de otros lugares como puede ser Islas Marquesas, o Raiatea adonde la amabilidad es demasiado. En Bora Bora aunque los árboles estén llenos de frutos y se caen al suelo de maduros, nadie te regala nada, y tienen un precio carísimo, parece que los turistas compran a cualquier precio lo que sea porque no comprendemos que con los manjares que te sirven en los grandes barcos la gente esté comprando tomates, pimientos yuca, taro o sandías a 10 Euros la tajada. Los del lugar están fastidiados porque o cultivan o deben comprar al mismo precio tal como lo vimos.
Los paseos a pie nos encantan porque podemos entrar en cualquier parte y porque podemos contactar con el personal, aunque aveces no es sencillo. Resulta que nuestro francés es muy elemental y a pesar de haber avanzado mucho gracias a los libritos de “Aprenda Frances En 10 Días”,no es tan asi la cosa y optamos por saludar, dar gracias, despedidas y gestos muy elementales en Tahitiano, y después nos despachamos en francés, pero claro, aclarando siempre que hablamos poco, a pesar de eso aveces hay gente que cree que todo el mundo habla francés y una vez preguntandole a uno acerca de las ayudas de Francia, soltó de corrido un discurso independentista del que comprendimos un 5 o un 7 % ya que después de un rato siguió hablando en Tahitiano. Lengua extraña esta ya que tiene 7 consonantes y todas son vocales, repitiéndose aveces dos y tres veces la misma letra después de otras vocales. Ni que decir de las canciones que son como “Taaa, aaiaa,amuee,amaaa,tuuu tiaaa ee aauuaaa” y asi un rato largo acompañándose de una pequeña guitarrita, cuatro, timple o charango según se conozca este instrumento.
Total que tanto en esta isla como en todas las del Archipiélago de La Sociedad (Tahiti, Moorea, Raiatea, Tahaa) la isla en si es una gran montaña rodeada por una carretera donde a los costados están las casas, el interior vacío practicamente, al lado de la carretera la costa tiene un gran arrecife de medio metro de profundidad y resulta bastante malo para acceder a las orillas con las lanchas, después hay un gran anillo de corales con un lagoon casi siempre navegable donde las aguas son mansas. En los sitios muy bajos que son de arena coralina, es donde alterna el color turquesa, azulón y el casi blanco de las playas. Esto se ve mas en la parte Sur de Bora Bora y donde están la mayoría de los hoteles y curiosamente los bungalows están unidos por unos puentecitos de madera sobre el fondo coralino, a modo de palafitos. La verdad es que son bonitos con sus techos de paja y bambú. La parte que mas nos gustó fué la del Sur, aunque no podemos acceder con nuestro velero por alli porque es demasiado bajo. Hicimos dos paseos aqui, el del Norte de unos 8 kilómetros y el del Sur de unos 12 kilómetros, regresamos siempre en autostop con lo que aveces podemos hablar con la gente del lugar.
PRÓXIMA PARTIDA
Ayer hicimos los papeles de salida y compramos en el supermercado, pasamos apuro porque el motorino no quería arrancar y teníamos helados y carne congelada que estaba bajo un sol de justicia. Total que a duras penas la maquina arrancó dando estertores sospechosos y en vista que aquello no mejoraba abrí la tapa y vi que salía un chorro de gasolina por una manguerita pinchada, con una mano conducía y con la otra tapaba el agujero con los dedos. Por supuesto que el personal de tierra se reía como siempre. Seguramente mañana saldremos hacia Tonga, que hay unas 1370 millas mas o menos, y veremos de parar en algunos sitios intermedios según el tiempo y las ganas. Los fondeos por alli son abiertos y sin resguardo con lo que no invitan demasiado a parar.
Bueno, hasta pronto.


Responses

  1. Hola pareja veo que ya os poneis rumbo al oeste,si teneis buen tiempo no dejeis de parar en Mopelia,vale la pena,es el ultimo atol de la polinesia y una buena despedida,vamos siguiendo vuestro itinerario atraves del blog,bueno ues nada a disfrutar y ya nos contareis que tal por Tonga ,imagino que no parareis en Vavau,pero si lo haceis no dejeis de visitar a Maria y Eduardo,unos besos ,y hasta pronto.
    Enric

  2. bueno loquitos del mar, espero que lleguen bien y que el velero se porte de b uena manera. por favor mientras puedan no dejen de escribir, ahora estamos con tere que se va mañana, leyendo los relatos hermosos. besos


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: