Posteado por: barcoilusion | 17/05/2012

PIONEER BAY, WHITSUNDAY ISLANDS. 15 DE MAYO DE 2012

WHITSUNDAY ISLANDS-15 DE MAYO 2012

Ayer al mediodía fondeamos en esta enorme bahía que se llama Pioneer Bay, enorme porque desde la costa hasta unas 3 millas hay menos de 6 metros con lo que se puede fondear a gusto y placer. Queremos estar más o menos cerca del poblado para tener mejor conexión de internet, de momento donde estamos no la hay. La tarea de hoy será bajar con el dingui a la marina para ver donde se puede rellenar gasoil y agua y a visitar a unos amigos neozelandeses que están allí. Después toca supermercado y paseo de reconocimiento. En el barco hay que reponer un grilletito de la polea de una braza de tangón que saltó por los aires, mirar el aceite y el agua del motor, agua de baterías, mirar la luz tricolor a tope del mástil que parece que está torcida y cambiar una piecita del piloto de viento. La navegación que tuvimos desde Gold Coast fue en síntesis tranquila e irregular, la brisa no alcanzaba para mover las 15 toneladas del Ilusión y tuvimos que apoyar las velas en varias ocasiones con el motor, no obstante todo fue tranquilo y con menos tráfico de mercantes de lo que suponíamos. Como vinimos todo el tiempo con vientos de popa y poco tuvimos el barco limpio de sal hasta que entramos a las Whitsunday Islands, donde estamos que empezó a subir el viento a 25 nudos y rachas de 30, del través y hasta de proa. Las olas saltaron sobre la cubierta y nos puso perdidos de sal. A medida que subimos en Latitud (en Sydney estábamos en los 33º50 y ahora estamos en los 20º) con lo que la temperatura subió considerablemente, ahora luce el sol y da calorcito que se agradece mucho. Entre una y otra cosa anduvimos un poco más de 1000 millas desde Sydney y nos queda un poco menos para llegar a Cape York, la punta Norte donde está el Torres Strait, de allí otras 800 millas y pico hasta Darwin, nuestro último destino en Australia. De momento estamos muy a gustito aquí, con la emisora ABC música clásica (de la que soy aficionado) y gozando de un buen día de sol. El enorme tráfico de barcos de charter que pasa por la popa no levanta olas. Nos sorprende de la cantidad de turismo que sigue habiendo a pesar de que no es tiempo de vacaciones.

17 DE MAYO Al bajar a tierra vimos que esta parte del pueblo es púramente turístico, como casi cualquier playa turística de España (pero más pequeño), nos tomamos un heladito en el Mac Donalds que custan 30 céntimos y pasamos por un supermercado en busca de vegetales y pan fresco. Al regresar el fueraborda se paró y después de varios intentos la brisa nos llevó hasta un muelle de la marina. Afortunadamente había un tripulante de una lancha de turismo y después de intentar arrancar el motor y no poder tampoco, tomó prestado (sin permiso) un dingui que había en otra lancha y nos remolcó hasta el barco que estaba fondeado fuera de la marina. No sabemos lo que hubiera pasado si el dueño del bote nos hubiera descubierto. Al día siguiente no quedó más remedio que abrir el motorcito y repararlo, de paso intentar reparar el otro que estaba inoperativo desde hace tiempo. Éste de 15 HP se paró porque la gasolina tenía agua, menudo trabajo para limpiar todo el carburador y desatascar hasta las pequeñas piezas. Hoy veremos si dio resultado el trabajo. Los otros pequeños quehaceres son sencillos y lo que más importaba que era una pieza del piloto de viento, está perfecto porque encontramos otras 3 piezas de recambio. Desde hace 2 días hace un viento de lo mas desagradable asi que no sentimos mucho el estar haciendo mantenimiento.

Por cierto, vimos un cartel advirtiendo de lo peligrosas que son las medusas y eso nos quitan un poco las ganas de hacer snorkel, incluso en las playas donde están esos carteles hay antídotos para esos translúcidos bichito

Todavía no vimos los carteles advirtiendonos de los cocodrilos, tiburones, serpientes marinas y terrestres, arañas mortales y a saber cuantas cosas mas.  Soledad echa de menos el sofá en el apartamento donde el peligro máximo es que se vaya la señal de la tele, jeje.

A alguien se le olvidó…

Fondeo de Arlie Beach, en Las Whitsunday

Marina de Arlie Beach…

¿Peligro, medusas!

En las playas hay antídotos para las picaduras.

Hasta pronto.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: