Posteado por: barcoilusion | 07/07/2012

COCODRILOS- DARWIN DOMINGO 8 DE JULIO

DARWIN DOMINGO 8 DE JULIO. COCODRILOS

No podíamos irnos de este país sin ver de cerca tanto cocodrilos , canguros y otros animalitos típicos de esta región. Entre las opciones que barajamos estaba la del Crocodilus Park, o sea un recinto donde hay un criadero y también un pequeño zoo. Como queda en las afueras de la ciudad tomamos un autobús urbano que de paso hace un recorrido turístico por los suburbios.

La ciudad de Darwin no tiene nada en especial, son unas 5 calles principales, una pequeña peatonal y la principal neurálgica es la Mitchell Street, por la que caminamos desde Cullen Bay tanto para ir como para volver. Como casi todas las ciudades australianas consta de un pequeño centro y el personal vive diseminado en barrios de casitas con jardines alrededor, y aquí hay bastantes unidades de apartamentos sin arquitectura definida, pero de construcción robusta debido a los ciclones que de tanto en tanto son muy fuertes y tumban todo lo que pillan a su paso. Parece que a esta ciudad la hicieron a toda prisa, con escasos medios económicos y la planificación que disponían para cumplir con la necesidad y “yatá”. El bus en cuestión recorre avenidas, autopistas y calles, polígonos industriales hasta llegar a parque de los cocodrilos, que dicho sea de paso son unas 20 hectáreas a las afueras de los barrios. Ahora pagamos las entradas como “seniors” o sea como retirados y una vez que nos pusieron las pulseras en la muñeca vimos los primeros cocos en una gran piscina que simula un lago. En realidad impresiona ver el tamaño y la cantidad de cocos que están tanto en el agua como dormitando fuera. Están muy cerca tras una alambrada y a primera vista pareciera que fueran hechos de plástico hasta que alguno se empieza a mover. El plato fuerte en este sitio es cuando le dan de comer y para eso teníamos que esperar a la próxima función una hora después. Entramos por los criaderos donde están separados por edad, de 1,2,3,4, etc meses. También hay otro gran estanque con cientos de ellos, todos más o menos de la misma edad. Por allí estuvimos hasta que llegó la hora del show.

En un gran estanque hay una parte para el público y donde un guía charlatán cuenta como sería la historia aparte de dar con todo lujo de detalles las características, tipos de comida y todo lo referido a los cocos, explicado rápidamente y con un acento local que en un principio comprendíamos en un 30 %, en el 2º show aumentó el porcentaje. El guía pone una ala de pollo en un mosquetón colgado de una cadena y lo envía por un cable hasta el centro del estanque, al sacudirlo se sumerge salpicando el agua para llamar la atención de los comensales que muy lentamente se desplazan al desayuno. Súbitamente dan un salto y muerden el pollo con cadena y todo hasta quitarlo. Así varias veces hasta que después el guía invita a los turistas a pasar a otro sitio donde los reptiles están en pequeños estanques separados de a dos, algunos realmente enormes y al poder verlos desde arriba y tan cerca se podía imaginar la potencia que tendría un mordisco. Allí el guía ataba las alas de los pollos en un hilo fino en la punta de un palo de escoba e invitaba a voluntarios a servirles el lunch. Al estar más cerca los animales saltaban y engullían el aperitivo. Pareciera que aquí la gente siempre está de vacaciones y no hay temporadas ya que todos los sitios turísticos están llenos de gente en cualquier época, aquí también.

Después de las demostraciones y de contemplar esos enormes animales (unos de agua dulce y otros de agua salada), dimos un paseo para ver otros de los animales típicos que ya parecía que no íbamos a ver. Había unos canguros, Cassowary, que es entre un avestruz y un enorme pavo con una cresta de hueso, dingos, iguanas, cockatoos, monos, serpientes, tigres y leones, estos últimos no propiamente australianos.

Total que si no veníamos aquí o a otro parque de estos nos quedábamos sin ver de cerca a los animales. En algunos fondeos vimos nadar cerca del barco a los cocodrilos, pero no faltará la ocasión nuevamente ya que también los hay tanto en Indonesia, Malasia, Tailandia, India y otros lugares, ojalá pueda ser en un hábitat un poco más natural.

Como final de la excursión se puede comer un filete o hamburguesa de cocodrilo en el restaurante.

Como introducción vale pero este es de bronce…

Cualquiera se cae ahi…

Recién comido…

ëstos con la boca estrecha son los de agua dulce…

Y éstos los de agua salada…

Vaya pedazo de bichos…

El guía con su público…

¡El aperitivo!

También vimos a los bonitos kanguritos…

Inofensivas cockatoo…

Pero los que más impresionan son estos cocodrilos.

Anuncios

Responses

  1. Hola como estan, no me gustaria estar alli por los coco bueno por suerte es solo un paseo y no encontrarte en cualquier lugar no ? bueno les mando besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: