Posteado por: barcoilusion | 27/11/2012

BALI 3, DENPASAR (CONTINUACIÓN)

BALI CONTINUACIÓN

Total que regresamos a ver unos barrios muy bonitos que habíamos pasado y entramos a ver como fabricaban cometas en plan artesanal y nos quedamos pasmados de la creatividad aparte de que realmente volaban muy bien, después vimos cantidad de huevos pintados donde también quedamos maravillados aunque seguramente no los pintaban aquí. Menos mal que no somos muy consumistas porque era muy tentador, aparte que no sabríamos donde ubicarlos en el barco.

P1090405

P1090412

P1090408

También hay cantidad de gente haciendo artesanía familiar como las cometas que por aqui es cuestión Nacional…

P1090426

O

P1090418

desgustación de café, o Kopi.

Continuamos carretera hacia el Norte, rumbo a Ubud, un pueblo muy mentado y barruntábamos que sería turístico. Por el camino hicimos varias paradas para admirar casas y templos.

P1090433

P1090448

Como este por ejemplo que no era un templo, era una galería de arte, pero algo increíble.

P1090447

P1090440

P1090438

P1090444

P1090441

Ubud tal como pensábamos es un sitio muy bonito y turístico, está muy cerca de unos templos y reservas de monos más o menos como otros que ya visitamos así que dimos un paseo y tomamos unas fotos. Es tan bonito que tendríamos que habernos quedado varios días vagando por allí, pero optamos por recorrer los callejones bordeados por jungla donde hay casas como camufladas por las plantas. Es un terreno tipo colinas con grandes subidas y bajadas en la carretera.

P1090421

P1090424

Después de comer algo tiramos hacia el Norte a una zona mas despoblada ya que nos interesaba ver los arrozales y pequeñas villas exentas de turistas. Las carreteras son una pasada, y hasta los pueblos más pequeños están adornados con ofrendas y trabajos artesanales hechos con bambú.

P1090458

P1090478

Los arrozales son de un color hermoso…

P1090469

P1090470

P1090472

P1090468

Queríamos comer algo típico en la zona de los campesinos  y preguntando llegamos a un pequeño restaurante (de unas5 o 6 mesas) y a unos comensales les preguntamos lo que podíamos comer y ellos pidieron para nosotros. Comimos un plato de pasta (pero no es como la pasta que se conoce en Occidente, ésta es fresca y se hace al momento, aderezándola y añadiéndole diferentes vegetales y caldo, después unas albóndigas de pollo que en Asia están recubiertas con una fina masa de arroz.

P1090463

Nos pareció muy rico y salió para los dos unos 2 euros, incluido dos vasos de té frío. La cocinera encantadora y también la familia de comensales que cuando terminaron la comida cargaron los dos churumbeles en moto y se despidieron con grandes saludos.

P1090460

Continuamos carretera hacia el Norte por una pequeña pista, que era seguramente la única por este lado de la isla y cuando vimos que para regresar se nos haría la noche regresamos.

Allí fue cuando conocimos a un señor que se ofreció para acompañarnos a ver un templo que estaba cerca de un río. Sólo pudimos verlo de afuera porque no llevábamos sarong. Aunque él hizo el ofrecimiento de quitarse el suyo, por las dudas declinamos porque no sabíamos si llevaría algo abajo. No obstante mientras caminábamos hacia la moto nos invitó a visitar el templo de su casa.

BALI SEPT 2 (14)

Para ello llamó a su mujer y nos ataron un cinturón de seda a modo de cinturón y a soledad otro tipo pareo. De ese modo pasamos al templo y aparte de hacernos unas fotos nos explicó los diferentes tipos de dioses, algunos a puertas cerradas porque era como época de cuaresma o algo así. Después de una larga charla nos despedimos y le obsequiaron a Soledad el pañuelo prestado. Es increíble la serenidad de esta gente, durante todo el tiempo sonreían y se disculpaban por no poder explayarse mejor en inglés.

Según viajábamos a Denpasar se nos hizo de noche y queríamos llegar comidos al barco. Paramos en la carretera en un restaurante que estaba lleno de gente. Cuando nos dispusimos a ordenar comida no hablaba nadie en inglés y nosotros aparte de poder decir arroz, fideos, pollo, frito, sopa y algo más en balinés, no podíamos saber de lo que constaban los platos asi que recurrimos  al lenguaje del dedo señalando lo que comían unos vecinos y la bebida la sacamos directamente de la heladera. Trajeron cantidad de platos deliciosos y aunque siempre pedimos sin picante, todas las comidas lo traen incluido.  Muy bueno y barato comparado con España donde seguramente nos habría costado un riñón.

La salida de Bali fue un tanto triste ya que parece que nunca hay tiempo suficiente para estar en esta isla. Gente entrañable, buena comida y barata, un placer para admirar casas, templos, paisajes hacen de esta isla u disfrute constante.

P1090515

Partimos con la marea alta ya que no son pocos los barcos que se quedan enganchados y vimos por última vez a los pescadores que están hasta la cintura dentro del agua, a las piraguas con sus velas multicolores y de las transparentes aguas.

P1090516

P1090534

Cuando se va hacia el Norte desde Bali se encuentra la corriente en contra, en partes de 5-6 nudos y hay que hacer malabarismos para tratar de encontrar  el sitio donde es menor. Viendo el track del GPS en parte vamos hacia atrás.

Hicimos noche en una isla entre Bali y Lombok llamada Lembongan, agarrados a una boya gratuita y de allí salimos a temprano con rumbo Noreste para sortear el cabo del Norte de Bali y tirar casi al Norte hacia el archipiélago Palau Kangean. Cientos de piraguas pescaban al atardecer.

El tema del gasoil es bastante serio y lo empezamos a notar desde aquí. No hay gasolineras en los muelles y hay que aprovisionarse con bidones consiguiendo el líquido donde sea, y al precio que se encuentre. En Bali era toda una odisea conseguirlo así que lo buscaríamos en este archipiélago. Navegamos a vela toda la noche y la brisa cayó cuando llegábamos a las 10 de la mañana. A la mañana siguiente bajamos a tierra adonde nos señalaron unos pescadores, pero no estaba claro el precio ni de donde lo sacarían. Los caseríos eran de muy mala pinta y cuando nos vieron aparecer pensarían que con nosotros llegaban las rupias asi que cargamos los bidones en el bote y lo dejaríamos para la próxima parada. Por estos mares y en esta época (Septiembre) lo que prima son las calmas así que siempre hay que tener reservas de combustible ya que las distancias son largas y hay mucho motoreo, pero teníamos lo suficiente como para unas 500 millas y donde nos dirigiríamos después era Borneo (Kalimantan) más o menos unas 350 millas y confiábamos en tener algo de brisa.

Después de un par de días partimos hacia Kalimantan, antes salieron otros dos veleros. Hasta mediodía hubo calma pero después se levantó brisa y nos alegró mucho el poner las velas recién reparadas en Bali. El AIS funcionó de maravilla y nos entretenía ver los tipos de barcos que nos cruzábamos y por las noches nos espabilaban los campanazos de la alarma. Con los barcos de pesca era otra cosa, no llevan AIS ni radar, ni luces de navegación y cuando vamos a vela tratamos de conservar la energía y eso implica no poner el radar más que lo indispensable y aún así a veces nos sorprendía el ruido de uno de ellos pasando a nuestro lado.

P1090528

P1090523

P1090520

El peligro también son las boyas, redes, trampas de pescado que hay por todos estos mares. Creo que ya puse que estos son mares muy bajos que no llegan a los 100 metros y muchas veces se navega a 15 metros de profundidad durante muchas millas. Por aquí los barcos de pesca fondean donde les parece, no hay más que tirar el ancla con lo que hay que tener suerte de no tropezar con ellos. Por aquí también se hace el transporte de aceite de palma o de madera o de cualquier tipo de mercancías con barcazas tiradas por remolcadores. El remolcador tiene luces reglamentarias pero a veces la barcaza no y va a unas cuantas millas atrás tirada con un cable largo. Por aquí hay un navegante solitario que tuvo la mala pata de pasar entre los dos y el cable le partió el mástil.  Total que nos esperaban unos días de constante guardia. El tráfico de mercantes es algo impresionante pero siempre nos maniobraron con mucha distancia, se conoce que como el peligro es para todos, todos tienen que estar vigilando.

Tardamos 3 días en llegar a Kalimantan, una suave brisa y en momentos a motor nos llevaron por el mar de Java tranquilamente. Para entrar a Kumai, que está varias millas río arriba descansamos antes en la entrada fondeando en 10 metros a unas 5 millas de la costa. Por la noche se sentían los ruidosos motores de las barcas de pesca. Una densa humareda cubría todo el horizonte

Anuncios

Responses

  1. Gracias por estas cronicas tan entretenidas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: